viernes, 3 de agosto de 2012

Piezas falsas


En Junio del año 2000 en Madrid se procedió a la subasta de esta supuesta virgen románica de la región francesa de Auvernia. Se presentaba como una talla de madera ebonizada del s. XII, que respondía en su estilo, volumen y pliegues característicos, al tipo de vírgenes medievales de esta región de Francia.




Enlace a la noticia de la subasta de la virgen, en el ABC Cultural de junio del 2000:

A pesar de tratar de venderse como románica y partir en la subasta con un precio muy elevado, la talla era una réplica de las vírgenes de la zona tal como había estudiado y analizado en 1972 la experta americana Ilene H. Forsyth. Esta especialista dictaminó que se trataba "de una réplica de una Majestad románica, hecha por algún autor desconocido, pero relativamente reciente, a la manera de las madonnas de Aubusson, Parentignat...". 
En realidad esta pieza de fines del s. XIX-ppios del s. XX fue elaborada, sin pretensiones de falsedad, para cubrir una necesidad de culto de la iglesia de Saint Gervasy de Puy de Dôme, (Auvernia) imitando a las vírgenes antiguas que existían en esta región del centro de Francia, como la que presentamos, denominada Madonna Morgan, que se conserva en el Metropolitan Museum de Nueva York:





El intento de venta de la pieza, la paralización de la subasta por la policía al tratarse de una virgen robada y la posterior noticia de que la virgen no era románica, se relata en los siguientes enlaces de la edición madrileña de El País:


-En otras ocasiones, los anticuarios venden fragmentos de jardineras modernas cuyos frentes están ocupados con decoración esculpida de imitación románica, que, desprendidos de sus moldes originales, llegan a venderse como relieves románicos. 
Tal como las piezas que aquí incluimos de un supuesto relieve que relata en sus frentes la expulsión de Adán y Eva del Edén, por el ángel armado de espada:





Si examinamos la iconografía, vemos que el imaginero moderno, al relatar el castigo divino de trabajar impuesto al género humano, se permite determinadas licencias que no corresponden con el relato bíblico. Así Adán trabaja la tierra con una azada pero Eva en lugar de hilar, algo propio y tipificado en la iconografía románica, recoge los frutos de un árbol sin cumplir con las obligaciones estipuladas. Tal detalle, además de la tosquedad de la talla, revela la falsedad de la pieza.



En otra ocasión me proporcionaron para su estudio el siguiente relieve supuestamente románico que representa a un cazador que hace sonar un cuerno y lleva un bastón en el brazo. Tanto la vestimenta como el tipo de bastón, que corresponde a una pieza moderna, me hicieron dudar de su autenticidad que una vez más fue corroborada por el hallazgo en internet de la jardinera que le sirvió de modelo:








En el arte Románico la ropa de abrigo no se parece tanto a nuestras pellizas modernas y el bastón no tiene la forma de mango si no que se engrosa en la parte que toca el suelo para empujar a los animales, tal como se ve en las siguientes escenas de estilo románico:



    Estella, San Miguel, portada románica: pastores vestidos con capa vellada.




León, San Isidoro: detalle del Anuncio a los pastores.

2 comentarios:

  1. Que interesante, Esperanza: toda una labor "detectivesca" en el arte.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ray, muy amable por tu comentario. Un cordial saludo

    ResponderEliminar